NOTICIAS


Euskal Herria: NO a la OTAN

Hace 35 años Hego Euskal Herria dijo NO a la OTAN. Euskal Herria dijo no al imperialismo, a los bombardeos, a las guerras y a las herramientas para la opresión de los pueblos. Después de 35 años seguimos creyendo en la solidaridad y en la colaboración, porque creemos que otro mundo es posible.

El 12 de marzo de 1986 Euskal Herria se negó rotundamente a la participar en la OTAN. A pesar de que Cataluña e Islas Canarias también votaron 'no', el 'sí' se impuso a nivel estatal y el Gobierno del PSOE utilizó el resultado para legitimar la decisión impuesta.

En Euskal Herria, dos fueron las iniciativas populares más importantes a favor del 'no', por un lado el Manifiesto Vasco en defensa de la soberanía vasca, y por otro, el de la plataforma contra la OTAN, que reunía a grupos y personas de izquierda y movimientos populares. Significativamente, las personas referenciales de ambos agentes están trabajando conjuntamente en la actualidad en EHBildu y en otros ámbitos. El tercer implicado fue el Colectivo por la Paz y el Desarme. Otros muchos grupos también fueron muy activos: Jarrai y los movimientos estudiantil y obrero, feministas, ecologistas...

Hay que tener en cuenta que la denuncia del Polígono Tiro de las Bardenas ocupó un lugar destacado en estos trabajos de movilización y sensibilización, lo que reforzó la escala nacional frente a la fragmentación territorial que los agentes reformistas estaban impulsando con toda su fuerza en aquella época.

35 años después del referéndum, se multiplican los motivos por los que se sigue rechazando a la OTAN. 35 años después, el Polígono Tiro de las Bardenas, por encima del rechazo y las movilizaciones ciudadanas, sigue en manos del ejército español y al servicio de la OTAN, un instrumento agresivo del imperialismo neoliberal atlantista, un medio criminal para destruir pueblos y establecer intereses minoritarios, como se está viendo en muchas partes del mundo.

Este aniversario nos ofrece la oportunidad de reavivar el debate, reactivar la oposición al militarismo y recordar el espíritu de aquella movilización. Sin embargo, no es suficiente recordar  la victoria de entonces, necesitamos mensajes y actuaciones en función de la situación y retos actuales, y construir nuevos caminos para esta vieja lucha.

Euskal Herria debe decidir qué tipo de relaciones quiere mantener con otros pueblos, y formarse sin intentar dominar a los de fuera y sin ser cómplice de los intentos de dominar a nadie. Esto implica necesariamente la desmilitarización completa de nuestro territorio, así como la ruptura con estructuras, narrativas y actividades militaristas.

Euskal Herria respondió como pueblo al reto de 1986, y ahora también debemos responder como pueblo a los ataques del neoliberalismo, tomando nuestro propio camino y haciendo respetar la palabra del pueblo. La defensa de la soberanía sigue siendo fundamental, porque aglutina el cambio social, la igualdad y la democracia, porque necesitamos un pueblo libre para ser ciudadanos libres.

Floren Aoiz explica las claves para el éxito de la campaña. En 1986, Aoiz era miembro de Jarrai. Dice que la articulación hegemónica se llevó a cabo durante la campaña. Desde posiciones o convicciones diferentes se unieron fuerzas a favor del no, porque se introdujo una idea en el sentido común de la ciudadanía vasca: la OTAN será perjudicial para nuestro país.

 


BECAS



IPARRORRATZA



ERRIA




TWITTER